Mantente Conectado

Deportes

La Sabana, «tierra mágica» del béisbol venezolano

Publicado

el

- La Sabana estado La Guaira tierra de beisbolistas

Es probable que hayas escuchado sobre algunas de las familias más importantes en la historia del béisbol. El deporte tiene una larga y rica tradición en ese sentido.

Los Boone, los Rojas Alou, los Guerrero… estos últimos, una aparentemente interminable laguna genética de jugadores que descargan jonrones en los terrenos baldíos de la República Dominicana año tras año.

Pero hay un grupo de parientes que los supera a todos. Una mezcla de cinco familias, procedentes de un pequeño pueblo obsesionado con el béisbol, La Sabana. Es un pueblo lejos de todo en Venezuela, del que han salido tantos jugadores profesionales que incluso la mayoría de los miembros ha perdido la cuenta de cuántos son.

Advertisement

“Es increíble cuántas personas en la familia han firmado contratos profesionales”, me dijo el exlanzador Kelvim Escobar durante una llamada telefónica. “Ocho jugadores de Grandes Ligas, y no sé cuántos más han firmado contratos profesionales”.

Photo via Familia Castillo

Los 8 grandeligas salidos de La Sabana. Foto Cortesía Familia Castillo

“Hay muchos”, comentó Ronald Acuña Jr. “Son más de 60”.

“Bueno, creo que son alrededor de 50 y pico, casi 60, algo así”, dijo el excampocorto José Escobar. “De un pueblo con sólo cuatro calles… Podría ser un récord Guinness”.

Advertisement

El pueblo

La historia de la familia más grande del béisbol comienza, irónicamente, en un pequeño pueblo pesquero. La Sabana.

“Tierra de Peloteros”, lo llama Kelvim Escobar.

Advertisement

El pueblo de 3.000 habitantes es uno de los siete que componen la Parroquia de Caruao en el Municipio Vargas. Se encuentra en la costa centro-norte de Venezuela, justo al noreste de Caracas, justo sobre el Mar Caribe. La ciudad más cercana, La Guaira, está a aproximadamente una hora y media de distancia, y las montañas rodean esta área rural, lo que hace difícil llegar. Rolando Petit, el cazatalentos que descubrió a Acuña Jr., describió su viaje a La Sabana para The Athletic en el 2018.

“Antes tenías que conducir un vehículo todo terreno o un 4×4”, dijo Petit. “Ahora está mejor. Pero aun así, no puedes llegar sin atravesar las montañas, y conduces a 20 o 25 millas por hora. A menos que haya deslizamientos de lodo. En ese caso, no puedes llegar en absoluto”.

Pero una vez llegas, nunca querrás irte.

“Vivíamos justo arriba de la playa, ahí mismo junto al agua”, me contó Kelvim Escobar, quien vivió allí hasta y durante todos sus años en ligas menores. “Es un pueblo muy bonito”.

Advertisement

“Íbamos a la playa, nadábamos en el río”, añadió José Escobar. “Eso es lo que hacíamos de lunes a domingo”.

Photo via Familia Castillo

Foto Cortesía Familia Castillo  

La pesca, descansar entre las palmeras, la conservación de tortugas bebé y la captura de cangrejos parecen ser algunas de las principales actividades que suceden en y alrededor de La Sabana.

¿Pero la principal actividad, ésa que cada niño sabanero crece jugando y amando? El béisbol.

Advertisement

“Desde que tengo memoria, todo lo que hacíamos era jugar béisbol”, me dijo Kelvim Escobar. “Incluso con un palo y las manos peladas, no teníamos mucho para practicar. Los implementos para jugar pelota son caros, especialmente para nosotros, que crecimos sin nada”.

Los niños jugaban un popular juego venezolano, «pelotica de goma», una versión de la “vitilla” dominicana, pero en la que utiliza el brazo en lugar de un palo para “batear”. Las calles y los patios de las escuelas estaban llenos de niños jugando en todas las épocas del año.

“Es brutal, es brutal”, dijo Acuña. “Es algo muy bonito, porque los niños en cualquier parte del pueblo juegan pelota… en la calle, en la playa, en la escuela, en las canchas de jugar basket. Yo creo que por eso han salido bastantes peloteros, porque el amor por el juego nunca se ha ido de ahí”.

Advertisement

También había, por supuesto, un terreno de béisbol. Uno solo. Un estadio ubicado en una esquina de una región del pueblo conocida como Santa Cruz: El Estadio Oscar Santiago Escobar.

Photo via Familia Castillo

Foto cortesía familia Castillo

Oscar era un renombrado maestro en el pueblo y el padre de Ángel Escobar (otro beisbolista de La Sabana que, aunque suene increíble, no tiene parentesco con esta familia).

A lo largo de los años, los jugadores profesionales del pueblo han contribuido económicamente para ayudar con las renovaciones del estadio. Aun así, tiene sus peculiaridades.

Advertisement

“Está al lado de la escuela. Saltas sobre la pared y estás en la escuela”, explicó John Hawy, el padrastro de Acuña Jr. y miembro del programa de entrenadores independientes “Trainer Partnership” de MLB. “El center field está construido en forma de V porque detrás está el cementerio, y nunca dieron ese espacio para terminar el estadio”.

José Escobar recuerda claramente y con cariño sus primeros días de béisbol.

“Mi papá siempre me regañaba porque yo lanzaba la pelota contra la pared todo el tiempo”, recordó. “Teníamos dos turnos en la escuela. Salíamos a las 11, y de 11 a 1, jugábamos béisbol en la calle. Regresábamos, nos bañábamos, volvíamos a la escuela, salíamos a las 4, practicábamos por la tarde y también jugábamos en la noche. Había una pasión muy grande. Jugábamos contra otros pueblos los fines de semana y la gente siempre decía que éramos los mejores, que éramos una potencia. Había un amor tremendo por el béisbol en aquellos días”.

La familia – Primera generación

Advertisement

Según varios miembros y amigos de la familia, hay la increíble cifra de al menos 50-60 personas del pueblo (o nacidos y criados cerca) que han firmado contratos profesionales. Un pueblo, si recuerdas, de alrededor de 3.000 personas. Algunos hicieron carrera en las menores, otros no llegaron hasta allá. Y, asombrosamente, ocho miembros de la familia jugaron o están jugando en las Grandes Ligas.

800 Noticias

Advertisement

Deportes

Cardenales confirma cuerpo técnico

Publicado

el

- 1000140003 640x800 1

La organización Cardenales de Lara, tras el anuncio en la mañana de hoy, concretó su cuerpo técnico de cara a la venidera temporada 24-25 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Este grupo de trabajo será liderado por Henry Blanco (manager), le siguen: César Izturis (Coach de banca), Robert Pérez (Coach de control de calidad), Ricky Bones (Coach de pitcheo), Oswald Peraza (Coach de bullpen), Selwyn Langaigne (Coach de bateo), Yonathan Sivira (Asistente de bateo), Luis Ugueto (Coach de 1B), Nelson Prada (Coach de 3B), Jefferson Medina (Scout de avanzada) y Jhonny Almao (Catcher de bullpen).

Con la ratificación de este núcleo de coaches, solamente uno solo será el que no repita y es el caso de Tomás Pérez, quien por compromisos familiares y personales no podrá estar esta temporada con la novena larense.

“Bastante satisfechos con el staff que se terminó de conformar tras la llegada de Robert (Pérez) y Luis (Ugueto), queríamos mantener ese núcleo que estuvo el año pasado y así se hizo, profesionales que entiendan el significado de representar al Cardenales y que puedan transmitir el mensaje a los jugadores de manera clara y precisa”, comentó el Lcdo. Carlos Miguel Oropeza, gerente general de los pájaros rojos. “Desde que nos reunimos con Henry (Blanco), mantuvimos el mismo tono en cuanto a quienes debían acompañarle en esta temporada, estábamos conformes con lo que hicieron y por eso la confianza de que se mantuviesen”, agregó.

Advertisement

La temporada pasada Cardenales presentó la mejor efectividad del campeonato durante la ronda regular con porcentaje de 4.24 en 490.1 entradas lanzadas, con el madero también se hicieron sentir al promediar .288 de AVG y estar en el cuarto puesto de la LVBP. Sin embargo, un punto a destacar fue la agresividad en las bases de los crepusculares, tanto así que fueron líderes en bases robadas con 54.

“Bastante contento, para cualquier manager es muy importante mantener su staff, lamentablemente se nos escapó de las manos la situación con Tomás, pero lo entendimos. La fanaticada de Lara conoce muy bien a Ugueto, pienso que encaja muy bien en nuestro equipo, es bastante agresivo, conoce bien la Liga y eso nos hace estar más tranquilos”, mencionó Henry Blanco. “En cuanto a Robert Pérez que pudiese decirte, la experiencia de él va a ser de mucha ayuda en cuanto al outfield, el mensaje que queramos transmitir a los muchachos, es una gran adición contar con Robert para esta temporada”, dijo el estratega.

Ahora la gerencia de los Cardenales de Lara, en conjunto con su staff de técnicos afinarán detalles en cuanto a los jugadores que acompañarán a los barquisimetanos en la venidera campaña de la LVBP.

Advertisement

- Captura de pantalla 2024 05 16 a las 10.47.25 a. m

STAFF DE TÉCNICOS

  • MANAGER Henry Blanco
  • COACH DE BANCA César Izturis
  • COACH CONTROL DE CALIDAD Robert Pérez
  • COACH DE PITCHEO Ricky Bones
  • COACH DE BULLPEN Oswald Peraza
  • COACH DE BATEO Selwyn Langaigne
  • ASISTENTE DE BATEO Yonathan Sivira
  • COACH DE 1B Luis Ugueto
  • COACH DE 3B Nelson Prada
  • SCOUT DE AVANZADA Jefferson Medina
  • CATCHER DE BULLPEN Jhonny Almao

Cardenales.com

Continuar Leyendo

PORTADA DEL DÍA

LAS CAMATAGUAS DE MARIO SOSA

FAMOSA FM

CREACIONES LUCIA

HOTEL IRPINIA

INSEMAT