in , ,

La Divina Pastora ya se encuentra más cerca de su rebaño

«¡Oh piadosa y amante Pastora, de las almas dulcísimo amor!», esas fueron las notas que la noche de ayer se escucharon en cada rincón del pueblo de Santa Rosa, acompañadas por cohetes que anunciaban a los larenses que la Divina Pastora finalmente pudo bajar de su nicho para reencontrarse con su pueblo después de dos años de restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus.

Vestida de colores blanco y granate, la Pastora de Almas bajó para saludar nuevamente a ese rebaño que año tras año la ha acompañado en su recorrido desde Santa Rosa hasta la Catedral de Barquisimeto. En esta oportunidad, la patrona sentimental de los larenses se encuentra rodeada por lirios de color blanco, amarillo, naranja y rojo que representan al Espíritu Santo.

Tal y como se ha venido haciendo desde 2014, la sagrada imagen estuvo rodeada por cientos de personas que entre cantos, lágrimas y plegarias daban gracias a la virgen por permitirles volver a estar junto a ella.

El templo lucía abarrotado y los aplausos se hicieron sentir apenas vieron salir a la Pastorcita. Larenses y personas de otros estados del país fueron testigos del conmovedor evento.

«Vengo desde Portuguesa, y aunque tenemos a la Virgen de Coromoto es bonito venir a encontrarnos con la Divina Pastora, pues estamos comenzando un año esperanzador y tenemos el corazón cargado de misericordia«, declaró Yulimar Romero.

Asimismo, el señor Pastor Pérez asegura sentirse extremadamente contento, pues extrañaba sentir de cerca la festividad litúrgica que año tras año invade el sentir de los guaros.

La misa estuvo oficiada por monseñor, Víctor Hugo Basabe, quien aprovechó la oportunidad para pedir a la colectividad caminar hacia la luz del Señor y que sea la Divina Pastora la estrella que sirva de guía para el encuentro con su hijo.

Asimismo, elevó sus plegarias por el fin de la guerra en Ucrania, pues existe la posibilidad de enfrentar una catástrofe de carácter mundial si no cesa pronto.

Recordaron que ya inició la novena que antecede la peregrinación del 14 de enero, por lo que las personas podrán acudir a la iglesia desde las 8:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde para las diferentes homilías que se estarán llevando a cabo.

A lo largo de los próximos días, los fieles creyentes tendrán la oportunidad de ver de cerca y fotografiar a su patrona.

El padre Jesús Martínez, coordinador de la Pastoral de Comunicación de la Arquidiócesis de Barquisimeto, destacó que para este año se le pidió a las personas mantener medidas de bioseguridad, como el uso de mascarilla para prevenir contagios de covid-19 y otro tipo de enfermedades, como gripe común. Pide evitar la presencia de niños y adultos mayores.

Asimismo, destacó que el próximo 14 de enero se seguirá la misma ruta de todos los años y reveló que se encuentran realizando conversaciones para llevar a cabo una pronta restauración de la imagen, en aras de mantenerla en perfectas condiciones.

De igual manera, reveló que la misa de bienvenida de la Divina Pastora a la Catedral será oficiada por monseñor, Carlos Curiel, obispo de la ciudad de Carora.

Las autoridades religiosas esperan que este año una multitud de personas acompañen la procesión, considerando que se realizará un día sábado, motivo por el que podrá asistir más gente.

De igual manera, aspiran poder contar con la visita de devotos de otros estados o países que deseen sumarse a la peregrinación.

«Deseamos que quienes se fueron, siempre lleven consigo la protección de nuestra madre», dijo Basabe.

Cortesía La Prensa de Lara

Los políticos larenses y la corrupción

Cardenales triunfa con contundencia en la capital