in ,

Aumentan las estafas vía online

De acuerdo con información emitida hace unas semanas por Pascual González, jefe de la división de experticias informáticas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) a medios de comunicación, los delitos informáticos a través de páginas de comercio electrónico e, incluso, el robo de información personal por medio de servicios de mensajería, han experimentado un aumento entre el 20 al 30 % desde el año 2020.

González reveló que esta ola criminal ha generado alarma en la población, por su recurrencia. Atendiendo las estadísticas aportadas por el funcionario, las víctimas de los estafadores, en su mayoría, son del interior del país.

Uno de los modus operandi se concreta a través del llamado Marketplace. Esta modalidad delictiva de compras o ventas, consiste en citar a los interesados en zonas de encuentro ubicadas en su mayoría en los estados Aragua y Miranda.

Asevera González, en este particular, que debido a las denuncias, los funcionarios policiales han podido identificar a las bandas organizadas dedicadas a los citados delitos, en esos estados del centro del país.

Explicó además que WhatsApp, la aplicación de mensajería más utilizada en el país, es el otro escenario en donde los ciberdelincuentes hacen de las suyas.

El lado oscuro de WhatsApp

Ana (nombre ficticio), quien vive en el sur del estado Táchira, recibió una llamada en la que le dijeron que había sido seleccionada para obtener un combo familiar de electrodomésticos: Una nevera, una lavadora y un aire acondicionado a un “precio de ganga”. Para ello, le solicitaron que aportara datos de familiares o amigos.

La mujer, sin imaginar que se trataba de una estafa y emocionada por recibir tan atractiva oferta, accedió a los requerimientos de su interlocutor. Días después, los dueños de esos contactos le contaron que también los habían llamados, pero para extorsionarlos y amenazarlos. Muchas de las víctimas, presas del miedo, declinaron ante los delincuentes.

Tal y como le sucedió a Ana, en los casos de sustracción de información a través de WhatsApp, los delincuentes hacen llamadas telefónicas tanto de números nacionales o internacionales con la intención de robar los datos del afectado.

«De esta manera los delincuentes obtienen un acceso indebido al WhatsApp para acercarse a los contactos del usuario, pedirles cierta suma de dinero y que se les transfieran de manera electrónica», sostuvo González.

Del mismo modo, a través de esta aplicación, solicitan el código de verificación en dos pasos y engañan a las personas ofreciendo un servicio o los electrodomésticos. Una vez se apoderan de la cuenta acceden a todos los contactos de la persona y solicitan distintas cantidades de dinero.

Hackean los correos electrónicos

Los hackeos a los correos electrónicos, sobre todo de cuentas Hotmail, comienzan a ser denunciados como otro tentáculo utilizado por estos ciberdelincuentes. La advertencia corresponde al comisario general Douglas Rico, jefe nacional del CICPC, quien puntualizó que la actividad ha propiciado estafas. Exhortó a emplear otros servidores de correo electrónico con mayores filtros de seguridad.

Precisó que estas bandas, utilizando la plataforma de Hotmail hurtan la cuenta de WhatsApp y estafan a personas, ofreciendo dólares muy por debajo de la tasa oficial y del mercado negro, alegando que los ofrecen así por una emergencia.

Sugirió no caer en ofertas engañosas en las redes sociales y llamó a tener mucho cuidado con situaciones poco comunes de su círculo social cercano, ya que podrían resultar estafados.

299 detenidos por estos delitos  

En este contexto, el domingo 13 de noviembre, el jefe policial anunció en sus redes sociales que un total de 299 personas acusadas de cometer estafa han sido detenidas en Venezuela durante este 2022.

«Durante lo que va de 2022, funcionarios del CICPC han realizado pesquisas en trazas bancarias y análisis telefónicos que han permitido la captura de 299 personas que han perpetrado estos hechos delictivos», subrayó en post publicado en su cuenta de Instagram.

De nuevo advirtió a la población a estar alerta ante el aumento de estos casos, especialmente a través de Internet.

«A la hora de realizar negociaciones de cualquier índole, se debe ser minucioso durante las conversaciones, coordinar sitios de encuentro seguros, verificar de inmediato los pagos», prosiguió el jefe policial.

Apuntó que a la hora de recibir mensajes de dudosa procedencia, sobre todo si el remitente dice que es un familiar, es preciso contactarlo vía telefónica, por medio de una llamada, para verificar que efectivamente sea esa persona quien le escribe.

El director de la policía científica precisó que el delito, penado hasta con seis años en el país, consiste en provocar engaño a otra persona, a la que se le causa un daño patrimonial.

«Frente a este tipo de fraude, en octubre de 2021, el Gobierno puso en marcha una campaña para concienciar y prevenir las estafas y ofertas engañosas que se difunden a través de las redes sociales, una modalidad que cobró fuerza en los últimos años, cuando aumentó el comercio digital en Venezuela», puntualizó la agencia EFE.

Con información de La Nación

Consultores 21: Venezolanos participarán en primarias si hay unidad

Mundial Catar 2022: hora y fecha de los partidos para Venezuela