in

Entre jalones de pelo e insultos se llevó a cabo asamblea en el LEM

Texto Yóselin Álvarez
Foto: Ygnacio Ramírez

En asamblea general de padres, representantes, profesores y estudiantes del Liceo Egidio Montesinos llevada a cabo este viernes. Fueron muchos los insultos que recibió la profesora Ayari Gómez quien es el enlace de la Zona Educativa en el Municipio, tras informar que existe una sentencia que no permitirá que se realicen otros planes de estudio.

Gómez informó que existe una suspensión de salario para 10 profesores de la institución, por exigir la restitución del contrato laboral, mientras que los representantes exigieron mejores condición de estudios para sus hijos, ya que argumentan que no se cuenta con baños limpios ni comedor con alimentación balanceada.

En su derecho de palabra Edgardo Pérez, dijo estar molesto por las malas condiciones de tan importante institución. Pues el LEM ha sido piloto en educación y referencia en formación de bachilleres. «Debemos respetarnos y exigir que esta nuestra institución sea la que siempre fue”.

Zoila Vásquez representante, argumentó que se debía respetar la decisión de la jefe de la zona educativa, expresando que ya están cansados de tantas propuestas que no han beneficiado a ninguna de las partes.

Los estudiantes expresaron su molestia debido a la falta de comedor, indicando que las veces que llega comida es solo arroz y pasta. Aunque durante la asamblea se presentó una disputa entre representantes en el que hubo agresión física y verbal, obligando a la intervención inmediata de los docentes presentes para calmar los ánimos.

Por último los profesores informaron que el plan que se propuso para trabajar es el siguiente; de lunes a miércoles se atenderá desde el primer año hasta el tercero en horas de la mañana, mientras que cuarto y quinto año recibirán clases los días miércoles, jueves y viernes en el horario de la tarde, manifestando «Vamos a impartir clases de calidad con profesores especialistas en cada materia». Fueron muchas las propuestas realizadas con la finalidad de beneficiar ambas partes.

Danny Lameda: «No hay nada que preocuparse»

Prácticas militares en Fuerte Manaure