in ,

23 de enero de 1958: 62 años de la caída de la dictadura

El 23 de enero de 1958, hace 62 años, el país retomó el camino democrático al caer la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez, quien ejerció de forma autoritaria la presidencia desde 1952 hasta 1957.

Pérez Jiménez llegó al poder el 2 de diciembre 1952 en sustitución de Germán Suárez Flamerich, quien ejercía el máximo cargo del Ejecutivo para ese entonces. Su nombramiento fue ratificado por la Asamblea Nacional Constituyente que ejercía en el país en aquel entonces.

Durante sus años de gobierno, Pérez Jiménez trabajó bajo el lema del “Nuevo Ideal Nacional”. A pesar de que se realizaron obras e inversiones de gran envergadura como hospitales, autopistas y edificios, la represión militar y las violaciones de los derechos humanos se hicieron presentes desde el principio de su gestión.   

Los partidos políticos como Acción Democrática y el Partido Comunista de Venezuela quedaron ilegalizados, por lo que sus líderes tuvieron que trabajar desde la clandestinidad para hacer oposición al presidente y sus políticas. Sin embargo, muchos de sus líderes murieron al ser descubiertos por la entonces Seguridad Nacional como, por ejemplo, el dirigente adeco Leonardo Ruiz Pineda.

El punto de quiebre de su gobierno comenzó en 1957 cuando realizó el 15 de diciembre de ese año un plebiscito para que los ciudadanos decidieran si continuaba o no en el poder. La situación provocó indignación en los partidos habilitados como Copei y Unión Republicana Democrática,  y así comenzó un proceso junto con las organizaciones políticas clandestinas para oponerse a esta elección y llamar al electorado a abstenerse.

Los ciudadanos salieron tímidamente a votar aquel día. Entre gritos de fraude por parte de la oposición y la tardanza en la entrega de resultados por parte del Consejo Supremo Electoral (hoy Consejo Nacional Electoral), se anunciaron los resultados 24 horas después con el  triunfo de Pérez Jiménez en las urnas. Los partidos llamaron a protestar y la represión gubernamental junto con las detenciones fueron agresivas.

Carora cuenta con oficina para apostillar documentos

Personal médico y de enfermería abandona el HPO